Arminda y las luces en el océano

8,95

La  vida de una mujer, escrita por otra mujer

Descripción

Una novela de ritmo trepidante que te atrapa desde el inicio.

Dora Méndez dibuja, con una sencillez admirable, el asfixiante mundo de una sociedad atrapada entre la pobreza y la dictadura.

El duro trabajo en el mar, la crudeza del fascismo representado a la perfección por un despreciable personaje cuya sombra está presente en toda la novela, la bondad y categoría personal de un militar arrepentido, el arrojo del hermano de la protagonista en una lucha utópica, hasta los pequeños personajes como la abuela, el doctor, la amiga o el comerciante…, todos entran y salen en la narración con una dignidad aplastante.

No exenta de dureza, la obra está llena de ternura. Consigue, con austeros trazos, que vivamos una Lisboa bulliciosa en pleno ardor libertario, nos fotografía la hermosura de un Nazaré barnizado de ese mar traicionero que devora a sus hijos, la sencillez y solidaridad de sus gentes.

En esta su primera obra editada, Dora, no se detiene en lo superfluo porque hasta los pequeños objetos de uso cotidiano cobran vida gracias a su destreza narrativa. Sin duda una novela que nos sorprenderá gratamente y dejará en nuestros corazones la imborrable huella de Arminda.

José Rico

Jardines de Luxemburgo

La  vida de una mujer, escrita por otra mujer. Transcurre desde su niñez hasta su senectud.

Eran tiempos difíciles, de escasez, hambre y pobreza extrema.

La lucha de una madre para sacar a sus hijos adelante, a pesar de la política dictatorial que mantenía a toda la nación hambrienta y sometida.

La dulzura y delicadeza cuando cuenta su amor, su primer beso; cuando el coronel, tan paternalista, la acoge en su casa al que ella termina queriendo como a su propio padre; las revueltas de los trabajadores, las detenciones, las torturas….

Todas las reflexiones hechas siendo ya una anciana en uno de los parques más emblemáticos de París, “Los Jardines de Luxemburgo”.

Toda la novela es de gran contenido y sensibilidad con la que espero disfruten de su lectura.

Dora Méndez

También te recomendamos…