¡Oferta!

Cómo dormir placenteramente y sin insomnio

5,25 4,99

El sueño no se puede imponer o suprimir a voluntad, cada individuo duerme lo exigido por su mente y cuerpo, ni más ni menos

Descripción

La calidad en el dormir es imprescindible para los procesos de enseñanza-aprendizaje; por ejemplo, el estudiante que no ha dormido bien fracasa una y otra vez.

El operario de una maquinaria no se da cuenta de sus errores y acciones, y sufre accidentes. Quien conduce un auto pierde eficacia en su tiempo de reacción.

Me sucedió en una ocasión que a causa de no haber dormido suficiente, mientras conducía mi auto solo miré hacia un lado por un segundo, pero en realidad la somnolencia me distorsionó el tiempo y la distancia que mediaba con el auto de enfrente; me fui contra este.

La insuficiencia en las horas de sueño produce intenso estrés, lo cual incide sobre el sistema inmunológico, propiciando entrada de numerosas enfermedades. Se afectan funciones respiratorias y cardiovasculares, metabolismo de carbohidratos, y por ende el procesamiento de glucosa por el páncreas, lo cual allana el camino a la diabetes.

Finalmente, el mal dormir produce semblante demacrado, somnoliento, compungido, con apariencia de mayor envejecimiento, lo cual incide desfavorablemente en la aceptación de las demás personas.

Es de destacar que la insuficiencia en las horas de sueño es acumulativa. Quien duerme mal de manera sucesiva, comienza a sentir progresivamente los efectos nocivos de la carencia de sueño. Es cuando el rendimiento de cualquier actividad a realizar disminuye, aparece la somnolencia diurna, se entorpecen movimientos, se produce dolor muscular, y otros síntomas y manifestaciones más.

El sueño es una necesidad de recuperación mental, nerviosa y física imprescindible en los seres humanos, pero también en animales, incluso hasta en los insectos.

Uno de los sectores más afectados por insuficientes horas de sueño y baja calidad, es el laboral, observándose alta incidencia de fatiga y apnea del sueño. Sin embargo, según las investigaciones las cifras de mujeres en este caso son superiores a la de los hombres.

En general, insuficientes horas de sueño estable y reparador implica ansiedad, fatiga, depresión, desanimo, irritabilidad, dolor muscular, somnolencia, confusión; entre otros daños. Hipócrates, uno de los padres de la medicina, desde la antigüedad enfatizó la necesidad del dormir apacible para preservar la salud.


Debes saber al acostarte que puede parecer que el sueño continúa de la misma manera hasta despertar al amanecer, pero no es así. Existen dos tipos de sueño, y son completamente distintos entre sí, Rem y No-Rem. Ambos se alternan continuamente hasta el despertar. En las primeras horas predomina No-Rem, y Rem se produce más en las finales.

La fase No-Rem es llamada también sueño Delta. Responde predominantemente a la necesidad de descanso, y posee varias sub-fases. Estas se cuentan desde la uno, donde aún es muy ligera, hasta la cuatro, muy profunda y donde se logra un sueño plácido y restaurador. Es de destacar que el estrés o la fatiga intensa, impide llegar a la cuatro.

El sueño REM predomina mientras se acerca el despertar, y su nombre proviene del idioma inglés: Rapid Eyes Movement (movimiento rápido de los ojos), porque en ese sueño se observa por encima de los parpados como se mueven los ojos. Pero paradójicamente es un sueño muy profundo, donde coincide distensión muscular con elevado funcionamiento del cerebro a pesar de estar dormidos. Además, en REM lo soñado es más nítido y se recuerda mejor.

El sueño apacibleJosé Ramón Ponce

 

También te recomendamos…