¡Oferta!

¿De qué se habla en la oración?

12,00 11,40

La poesía de Olivera es ostensiblemente experimental

Descripción

El autor anuncia sus intenciones y su concepción del arte poética encargando significativamente el prefacio a Curtis i Krònia –autodenominados “ni poetas ni rapsodas”-, iconos de la contracultura y maestros de lo experimental, quienes escriben un poema programático “a modo de prólogo”: […]/no más falsos caminos.

No más dioses.¿De qué se habla en la oración?”.  

La poesía de Olivera es ostensiblemente experimental; el autor nos previene con la cita del Maestro Eckhard, que precede a su segundo poema, THE WALKING DEADCuando el alma quiere experimentar algo/lanza una imagen frente a sí y después entra en ella. Y un poco, solo un poco, más adelante, como para seguir orientando al lector, le hace un homenaje a la poeta austríaca Friedericke Mayröcker -uno de cuyos poemarios lleva por título Scardanelli-, dedicándole claramente un poema, también de un solo verso: te amo scardanelli (LA CHICA QUE ENVIÓ POR WHATSAP UN BELLO PESANERVIOS).

Jugando con la polisemia de la palabra oración (y con el lector, para descolocarlo), el título del poemario contiene una invitación a la reflexión sobre el lenguaje ordinario: ¿De qué se habla en la oración?, la pregunta que plantea el último poema del libro, el único que el autor escribe cercano a la manera clásica; y él mismo responde: SE RUEGA ESCRIBIR PALABRAS bajitas/AUNQUE DE CUANDO EN CUANDO/HABLEMOS DE satzbau/Y NO SEPAMOS DE QUÉ SE HABLA EN LA ORACIÓN (UN POCO DE EXPRESIONISMO).

Olivera trabaja con un sinnúmero de alusiones a personalidades del mundo de la danza (Pina Bausch), la música (el cantante cubano Antonio Machín, Jimi Hendrix, Rolling Stone, Lady Gaga), del cine (Pulp Fiction, Lars von Trier), el deporte (Agustín Marquetti) o de la literatura en general y de sus personajes (F. Mayröcker, L. M. Panero, L. Hölderlin –Scardanelli-, H.-M. Enzensberger, Gil de Biedma, G. Trakl, Virgilio Piñera, Huckleberry, Tom Sawyer), filósofos (Jürgen Habermas, Wittgenstein) o series de televisión (The walking dead, CSI Las Vegas), por nombrar sólo algunos, que se articulan en sus poemas al lado de marcas comerciales, como piezas conformando un todo sugiriendo que pudiera montarse de ésta u otra manera.

La pluma no es un florero – Anna Rossell

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “¿De qué se habla en la oración?”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.