¡Oferta!

Más allá del cielo azul

12,00 11,40

En Más allá del cielo azul, Estela huye ante la imposibilidad de retener al hombre que ama, ante el temor de que, siendo ella misma, le pierda.

Descripción

En Más allá del cielo azul, la primera novela que Illamola escribe en español, la autora renueva su especial habilidad para encontrar el marco adecuado donde encajar la interioridad de Estela, su protagonista, en este caso El Camino de Santiago. Desde el inicio de la novela Estela lo recorre en solitario, aunque sabemos por sus reflexiones que lo había comenzado con su pareja. Alguna inquietud, algún trastorno debió de producir un rompimiento, una separación que impulsara al personaje a buscar la soledad necesaria para restablecer la armonía de espíritu que ahora le falta. Del mismo modo en que el protagonista de en su novela Heinrich von Ofterdingen emprende un viaje físico que es al mismo tiempo espiritual, una peregrinación de aprendizaje a partir de las vivencias y la reflexión, la heroína de Illamola camina sola con sus cavilaciones, se detiene a admirar una ermita, una puesta de sol, el baile de los pájaros entre unas ramas, se sienta en un banco y se complace en la contemplación de un árbol o los juegos de la luz solar a lo largo del día. Cuando llega al final de su ruta cotidiana, en la tranquilidad y el reposo del albergue, en el que comparte momentos de conversación con otros caminantes antes del descanso nocturno, ordena sus notas, las que le servirán más adelante, cuando regrese a la casa donde convive con su pareja, para escribir el producto de su aprendizaje. Su aprendizaje es esta novela. Nuestra lectura es su viaje.

La introspección como camino o el camino como introspección. Anna Rossell en nuestra revista


Más allá del cielo azul es una historia envolvente, circular, un camino imaginario pero a la vez real que emprende Estela, para huir de un conflicto que no sabe cómo resolver. Y desde ese mundo interior en el que lucha para mantenerse a flote, se va adaptando paulatinamente a los cambios de rutina que le impone el nuevo escenario por el que transcurre su vida.

El esfuerzo por controlar el vuelco que ha modificado su realidad se transforma en oportunidad para trabar relación con su entorno, y las incógnitas que la han impulsado a replantearse lo que le está sucediendo se van aclarando. La escritura de Más allá del cielo azul es delicada, intimista, y se abre a un mundo de emociones (el mundo en el que se debate Estela) en el que la autora nos propone entrar para seguir desde muy cerca su evolución vital, que tiene mucho que ver con ese mundo azaroso que nos rodea, al que intentamos comprender y dar sentido.


Existen novelas que te hacen sentir identificado con sus personajes, que te obligan a poner en duda algunos de tus a priori y replantearte las cosas. Más allá del cielo azul es una de estas historias que, utilizando el Camino de Santiago como metáfora del recorrido interior hacia el cambio, y el cielo azul como horizonte inalcanzable y, al mismo tiempo, meta a la que nos dirigimos, nos muestra los pasos de su protagonista, Estela, hacia la autocomprensión y la respuesta a aquello que la está asfixiando en vida.

Isabel Del Rio